El cuento que te hará hacer cambios importantes en tu vida

Quienes ven la serie de Merlí, se habrán percatado del interesante cuento que aparece en un capítulo de la segunda temporada. Para los que no sepan de qué estamos hablando, es sobre una serie original de Netflix que lleva por título el nombre del personaje principal, Merlí, el cual es un profesor de filosofía de bachillerato, que en cada capítulo les habla de un filósofo distinto, y esas enseñanzas se ven reflejadas en la vida de los personajes de la serie. Si no la conocían, les recomendamos que le echen un vistazo.

Pero volviendo al tema, en dicho capítulo, Merlí les cuenta un interesante cuento: el cuento de la vaquita. Éste suele tener un gran impacto sobre las personas, ya que después de escucharlo o leerlo, muchos han tomado decisiones importantes y han hecho grandes cambios en su vida. Sin más preámbulo, aquí te lo dejamos:

Una tarde, un maestro de la sabiduría paseaba por el bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia muy humilde y decidió hacer una breve visita al lugar. Durante la caminata le comentó al aprendiz sobre la importancia de las visitas, de conocer personas y las oportunidades de aprendizaje que se pueden tener de esas experiencias.
Llegando al lugar, constataron la pobreza del sitio. Los habitantes eran una pareja y tres hijos en su casa de madera, vestidos con ropas rasgadas y sin calzado. El maestro se aproximó al padre de familia y le preguntó: ¿Qué es lo que hacen ustedes para sobrevivir aquí?.
El señor calmadamente respondió: “Amigo mío, lo que pasa es que nosotros tenemos una vaquita que nos da varios litros de leche todos los días. Una parte del producto la vendemos o la cambiamos por otros alimentos en la ciudad vecina, mientras que con la otra parte producimos queso y derivados para nuestro consumo, y así es como vamos sobreviviendo día a día”.
El sabio agradeció la información, contempló el lugar por un momento más y se fue. En el camino le ordenó a su fiel discípulo: regresa, busca a la vaquita y aviéntala por el precipicio de allá enfrente.
El joven muy asustado le dijo al maestro:¿pero cómo?, ¡si esa vaquita es el único medio de subsistencia de aquella familia!. Pero como respuesta, sólo obtuvo el silencio absoluto del maestro, por lo que sin más, fue a cumplir la orden que le había dado; así que empujó a la vaquita por el precipicio y la vio morir.
Aquella escena quedó grabada en la memoria de ese joven durante muchos años. Hasta que un día, ya que su maestro había fallecido, el joven decidió regresar a aquel lugar para confesarle todo a la familia, pedirles perdón y ayudarlos.
Al ir caminando por el bosque, se dio cuenta de que a medida que se aproximaba al lugar, veía todo mucho más bonito de lo que lo recordaba, con árboles floridos, cercas coloridas y un camino. El joven se sintió triste y desesperado, imaginando que aquella humilde familia hubiese tenido que vender el terreno para sobrevivir. Al llegar a la casa se dio cuenta de que ahora era de ladrillos, estaba muy bien pintada y arreglada. Entonces el joven entró y reconoció a la misma familia que visitó hace algunos años con el maestro, sin embargo, ellos no lo recordaban a él.
El joven elogió el lugar y le preguntó al padre de familia: ¿qué es lo que hacen ustedes para sobrevivir?.
A lo que el señor, entusiasmado le respondió: “Mira, nosotros teníamos una vaquita que nos daba leche cada día y con eso sobrevivíamos. Pero un día cayó por el precipicio y murió, y de ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas para sustentarnos, con lo que pudimos desarrollar habilidades que ni siquiera sabíamos que teníamos. Así es como alcanzamos el cambio que ven tus ojos ahora”.

***

Se dice que todos tenemos una “vaquita” en nuestras vidas, es decir, algo que nos mantiene en una zona de confort, pero que si no fuera por eso, quizá podríamos descubrir nuevas cosas, o lograr grandes cambios en nuestras vidas, que antes no hubiéramos imaginado.

¿Qué les pareció el cuento?. Si les gustó, no se olviden de compartirlo y comentar cuál creen que podría ser su “vaquita” en la vida.

Add Comment

%d bloggers like this: