Hombre que escapó de Alcatraz hace 50 años le escribió una carta al FBI

A través del tiempo, treinta y seis reclusos han intentado escapar de la Penitenciaría Federal de Alcatraz, y en lo que respecta a las autoridades, todos fracasaron. Excepto un caso que no ha sido esclarecido, el cual es el del trío de convictos Frank Morris, John Anglin y Clarence Anglin.

El escape

Los presos trabajaron de noche durante un período de seis meses, utilizando hojas de sierra desechadas, cucharas robadas y un taladro hecho con el motor de una aspiradora para ensanchar los conductos de ventilación en sus celdas. Morris cubrió el ruido tocando su acordeón y los agujeros se cubrieron con cartón y pintura.

Convirtieron 50 impermeables en salvavidas y crearon una balsa de goma, la cual cosieron y sellaron con vapor de las tuberías, además de hacer paletas de madera para dirigir el bote.

El día del escape ocultaron su ausencia usando cabezas falsas hechas de una mezcla de jabón y papel higiénico de papel maché, pintura de la tienda de mantenimiento y pelos del piso de la barbería.

Descendieron 50 pies deslizándose por una tubería, luego treparon por dos vallas de alambre de púas en un punto ciego de los reflectores de la prisión, en donde inflaron su balsa y se lanzaron al agua.

Pero a partir de ahí, las cosas se ponen un poco más borrosas. La búsqueda del FBI encontró solo restos de la balsa, y pensaron que probablemente se habían ahogado. Sin embargo, ha habido algunos indicios de que escaparon de forma segura.

En 2012, la familia de los Anglins afirmó que los hermanos estaban vivos, pero que habían mantenido distancia debido a que tenían que “cortar todos los lazos” para no volver a ser arrestados.

La carta

Después de poco más de 50 años, el FBI recibió una carta por correo que decía ser de John Anglin, explicando que él y los demás sobrevivieron. La carta fue entregada en 2013, pero acaba de ser revelada al público hace unos días, y dice:

Mi nombre es John Anglin. Escapé de Alcatraz en junio de 1962 junto con mi hermano Clarence y Frank Morris.

Tengo 83 años y estoy en mal estado. Tengo cáncer.

Sí, ¡todos lo logramos esa noche, pero apenas! Frank falleció en octubre de 2005. Su tumba está en Alejandría con otro nombre. Mi hermano murió en 2011.

Si anuncian en la televisión que se me promete ir a la cárcel por no más de un año y obtener atención médica, les responderé para informarles exactamente dónde estoy. Esto no es broma, es real y honesto”.

El FBI inspeccionó la carta para ver si había huellas dactilares o si la escritura coincidía, pero ninguna de las pruebas fue concluyente.

Los hermanos John y Clarence Anglin fueron condenados a 15-20 años de prisión por robar bancos y otros establecimientos. Pasaron su tiempo en tres prisiones diferentes, pero después de repetidos intentos de fuga, fueron enviados a Alcatraz para asegurarse de que no volverían a intentar escapar.

Ahora, si esta carta es genuina, podría significar que el escape de Alcatraz de 1962 fue realmente exitoso, convirtiéndolos en los primeros hombres que han logrado escapar de dicha penitenciaría.

Sin embargo, desde que recibieron la carta hasta ahora, han pasado 5 años, y debido al estado de salud en el que decía estar John es muy probable que ya haya fallecido, y con ello, nunca podrá aclararse el asunto.

*

¿Crees que la carta realmente haya sido de él?, ¿qué te parece su método de fuga, como de película?. Tal vez te interese leer también: Tres eventos terroríficos y atroces que realizaron menores de edad.

Add Comment

%d bloggers like this: