¿Pastillas para estudiar y potenciar tu capacidad cerebral?: ya son una realidad

Se dice que la era de las ‘drogas de la inteligencia’ ha llegado y se ha apoderado del área académica y laboral, pues son usadas por miles de estudiantes y trabajadores alrededor del mundo. Esto claro, sin una receta médica.

Medicamentos como el Aderall y la Ritalina, formulados para el síndrome de déficit de atención, o el Modafinil, recetado para tratar la narcolepsia, están siendo usados para mejorar el rendimiento del cerebro a la hora de estudiar o trabajar, así como para mantenerse despiertos y activos por mayor tiempo.

Se les llama nootrópicos y, normalmente requieren de receta médica para ser comprados, dependiendo de la legislación de cada país. Sin embargo, hay muchos sitios de internet -sobre todo de India- que los ofrecen a precios altos y con envíos a todo el mundo.

¿Qué se siente?

En redes sociales y en páginas como Reddit hay foros completos de discusión en donde muchos cuentan su experiencia personal y cómo fue que supieron sobre los nootrópicos.

Uno de ellos dice que fue por recomendación de un amigo, el cual le dijo: “Tienes que probarlo, te hará sentir como Bradley Cooper en la película de Limitless” (película en la cual el protagonista prueba un medicamento experimental que potencia la capacidad cognitiva al máximo y logra escribir un libro en 4 días, aprender varios idiomas con sólo escucharlos y ganar millones en Wall Street; pero lo demás lo tienen que ver, para no darles spoilers).

Sin embargo, a pesar de que hay quienes aseguran que esas pastillas les hacen sentir una explosión de conocimientos y energía, también hay personas que dicen no haber sentido ningún tipo de efecto, u otras que se quejaron, ya que lo único que logró en ellos fue darles insomnio, o un efecto parecido a “haber tomado 10 tazas de café en una hora”, lo cual no suena muy bien.

¿Por qué están tan de moda?

Mucha gente las está usando últimamente por “curiosidad”, o porque “todo el mundo las usa” y sienten que no están compitiendo en la misma liga si no las usas ellos también.

Lo cierto es, que en un mundo ultra-competitivo, con un ritmo tan acelerado de vida, en donde no hay tiempo para nada y con tantos millones de personas, sueles sentir que debes de dar más que lo mejor de ti para sobresalir. Y eso es demasiada presión.

Por ello, los estudiantes no aguantan tantas horas de estudio seguidas y recurren a los nootrópicos; lo mismo pasa con los oficinistas que tienen largos periodos laborares. Pero también debemos pensar a qué nos está llevando esto, y qué tan bueno o malo resulta el uso de tales medicamentos.

Los efectos secundarios

Como era de esperarse, algo que suena tan bien, no podía ser perfecto. Los nootrópicos tienen una larga lista de efectos secundarios como lo son fuertes dolores de cabeza, náuseas, salpullidos en la piel, insomnio o falta de sueño por días, brotes psicóticos, depresión, entre muchos otros.

Y esos son sólo los que se conocen a corto plazo, ya que no se han hecho estudios a largo plazo, debido a que se trata de medicamentos que a penas hace pocos años han comenzado a ser utilizados de esta manera ‘recreativa’. Entonces realmente no se sabe con qué nos vayamos a encontrar dentro de unos años, ya que sean más grandes las personas que actualmente las utilizan.

*

En fin, queda a consideración de cada persona la opinión que tenga al respecto del uso de estos medicamentos sin tener una de las afecciones para los que son recetados -déficit de atención o narcolepsia diagnosticados-. Y por último, les recomendamos ver un documental de Netflix que acaban de subir hace poco, llamado Take your pills, que habla justamente de este tema.

¿Ustedes qué piensan al respecto? déjennoslo en los comentarios. También les podría interesar leer La falsa felicidad de las redes sociales, ¿es bueno estar triste?. No se olviden de seguirnos en nuestras redes sociales.

Add Comment

%d bloggers like this: