Seguramente tus papás te dicen esto: Mitos sobre los videojuegos

Hola a todos soy Dann (todavía no logro convertirme en súper saiyan, así que debo seguir escribiendo). Una de las cosas que revolucionaron al entretenimiento fueron los videojuegos. Desde un fontanero que destruía ladrillos con su puño-cabeza, hasta un Monster Hunter: World que acaba de salir el mes pasado, todos han contribuido en mayor o menor medida a que puedas pasar un rato agradable. Sin embargo, con las nuevas tecnologías también vinieron mitos detrás de ellas. Es por eso que el día de hoy te hablaré sobre algunos de los mitos más recurrentes acerca de los videojuegos. Acompáñame.

Los videojuegos son sólo para niños/hombres

Aunque la gente ha normalizado a los videojuegos con el pasar de los años, bien es cierto que existe (por parte de algunos “jugadores” extremistas) un cierto rechazo por un grupo de la comunidad de los videojuegos hacia las chicas; utilizando argumentos típicos como: “no saben jugar” o “simplemente quieren llamar la atención“. Sin embargo, un estudio de Pew Research Center mostró que el 48% de las mujeres juegan videojuegos, algo muy cercano al 50% de los hombres que realizan esta práctica. Un punto curioso que destacar es el hecho de que un mayor porcentaje de hombres se consideran “gamers”, pues a las mujeres no les gusta etiquetarse dentro de la cultura de los videojuegos, debido al rechazo por parte del sexo opuesto.

Los juegos te hacen más violento

Una de las cosas más comunes que se escuchan por parte de los padres es que los videojuegos te hacen más agresivo, lo cual no es cierto. Si bien existen estudios que demuestran que una diferente parte del cerebro se activa cuando estás jugando un videojuego de extrema violencia y otra cuando no, no existe una relación significativa entre estos dos factores. Sin embargo, el que te encuentres en un ambiente violento en la vida real, sí promueve los crímenes violentos y la violencia en general. Esto significa que, los videojuegos por más violentos que sean, se siguen percibiendo como eso: ficción. Además, existen una gran cantidad de factores sociales, personales, genéticos, etc., que afectan nuestro comportamiento, como para que solamente se lo atribuyamos a los videojuegos.

Esta información (la del punto número dos) la saqué de un artículo llamado: “Video games and aggression” de Patrick Kierkegaard. Si te interesa el tema, podrías echarle un ojo.

¿Tú qué piensas acerca de estos mitos que siguen rondando a los videojuegos? Déjame tu opinión en los comentarios. También deberías ver estos videos graciosos y tiernos I, porque… son chidos.

Yo soy Dann y espero que me leas una próxima vez… si es que no decido volverme un gamer recluido en mi “gamercueva”.

No Responses

Add Comment

%d bloggers like this: